916748696 / 647445255

Salud Intestinal

La Clave para estar en forma.

Los hombres y las mujeres de hoy vivimos en un mundo cuyo desarrollo técnico y científico hubiera sido impensable hasta hace escasas décadas.

En Occidente –paradigma de progreso- asistimos a cambios constantes y vertiginosos: en el entorno urbano, en las condiciones medioambientales, en los métodos de trabajo, nuestra forma de vida.

Pero ¿redunda todo ello en una mayor calidad de la misma, en bienestar físico y emocional? ¿Somos capaces de afrontar los retos que suponen los cambios que nos imponen las nuevas pautas de alimentación, los horarios estrictos, la imposibilidad de fijar rutinas razonables en las que resulte posible compaginar labor y descanso?

Lo cierto es que la gran mayoría de nosotros no lo consigue; sin embargo, estamos dotados de un organismo y una mente que hacen lo posible por adaptarse y seguir adelante, aunque no siempre nos sentimos cómodos y, poco a poco, nos invade la preocupación y va ganando terreno el malestar.

No es extraño que, ese organismo maravillosos, capaz de realizar hábilmente complejos procesos, esté sometido a un constante estrés que trastorna su conducta, y su manera de manifestarse es enfermando.

Al igual que en otros aspectos, la medicina ha avanzado a pasos agigantados en sus descubrimientos y formas de tratar las más diversas dolencias, pero no siempre es capaz de prevenir y curar muchas de ellas.

Acaso el gran secreto no es la cuestión de tratar la enfermedad, sino a cada persona que la padece; no se trata de aplicar pausas universales, sino de individualizar cada caso en particular, como tampoco de atacar los síntomas, sino de ir a la raíz del problema que los causa.

Estas ideas sencillas han estado presentes desde siempre en medicinas como una práctica milenaria, como la india y la china, así como en otras terapias más recientes que tratan a los enfermos como un todo integral, desde una óptica holística y con respeto por las diferencias individuales, aprovechando el potencial curativo con el que cada uno de nosotros está dotado de manera natural.

Todos los seres vivos necesitamos cumplir con unas pautas básicas para mantener nuestra salud: estar debidamente nutridos, disfrutar de períodos de descanso de nuestras labores y, no por citarla en último lugar menos importante, mantener una buena higiene física y psicológica.

En los tres aspectos podemos intervenir voluntariamente hasta cierto punto, y el resto se desarrolla involuntariamente. Nuestro organismo lo hace por sí mismo, sin necesidad de intervención por nuestra parte.

Pero si conocemos a fondo estos procesos podemos ayudarlo, colaborar para que su tarea sea más cómoda, y eso redundará en nuestra buena salud.

Por sus funciones especiales de eliminación y de carácter inmunológico se presta especial atención al colon, a su higiene y estado saludable, porque su influencia trasciende el sistema digestivo al que pertenece y se extiende a todas las áreas orgánicas, e incluso mentales y emocionales.

SALUD INTESTINAL FOTO COLON-www.vidasan.es

Un  colon saturado de residuos genera dolencias en los más diversos puntos del cuerpo, mientras que mantenerlo limpio para que desarrolle adecuadamente sus funciones es el secreto del bienestar.

La higiene interior, la limpieza de los intestinos como regla básica de la salud fue practicada desde los tiempo remotos por las más diversas culturas hasta que, por diversos motivos, cayó en desuso.

Hoy sabemos o volvemos a comprender la importancia vital de la higiene interior. La limpieza con la máquina D-TOX es una manera natural y eficaz de prevenir la enfermedad o de recuperar la salud, si es que esta está afectada, al limpiar nuestro organismo de residuos tóxicos que generan el mercurio de los empastes dentales, los medicamentos, la composición química de algunos productos, las toxinas, los metales pesados, el cadmio del tabaco, muchos alimentos, etc.

Incorporar esta práctica y combinarla con una dieta sana siguiendo el Test de Intolerancias de Alimentos que habremos hecho previamente junto con el cuestionario para determinar nuestro Perfil Bionutricional, una rutina adecuada y tratar nuestras dolencias por medio de Terapias Naturales y no invasivas, nos pondrá en forma para crear un espacio realmente vital, en un mundo que es cada vez más incómodo y al que debemos enfrentarnos en las mejores condiciones de equilibrio interno y externo.

A partir de aquí el cambio será inmenso, nuestra calidad de vida se verá incrementada y nos haremos conscientes que un intestino sano es la antesala de una VIDA SANA.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies